El mantenimiento de las ventanas y puertas de aluminio

A partir de la entrada en vigor de la Ley de la Ordenación de la Edificación en España, es obligatorio entregar el Libro del Edificio a sus propietarios y usuarios finales, que debe incluir un apartado de uso y mantenimiento del edificio y sus instalaciones.

 

En el caso de un bloque de viviendas, se deberá entregar por una parte el Libro del edificio entero a la comunidad constituida y el Libro de cada una de las viviendas a sus correspondientes propietarios. Una vivienda a la que se le hace buen mantenimiento durará más y será más cómoda, segura, sana y sostenible y, además, aumentará su valor.

Gracias a las excelentes cualidades del aluminio y de sus acabados, lacados y anodizados, las ventanas y puertas de aluminio son fáciles de mantener en el tiempo. Aquí, te damos algunos consejos para el correcto funcionamiento de una ventana o puerta de aluminio:

• Limpia de forma periódica (no superior al año) todos los elementos visibles de la ventana o puerta, usando agua templada completamente limpia y frotando con trapos, preferentemente de algodón.
• Nunca utilices elementos abrasivos, punzantes, cortantes o similares para la limpieza, ni tampoco uses disolventes ni detergentes ácidos o agresivos. Si lo haces, pueden salir manchas o rayas, que serán muy difíciles de quitar.
• Después de la limpieza, lubrica aquellas piezas sometidas a fricción como bisagras, fallebas, compases, raíles, etc.
• Los agujeros practicados en la parte inferior del cerco, deben mantenerse libres evitando que se obstruyan, ya que tienen que facilitar la evacuación del agua recogida en la superficie de las ventanas o puertas.

Si quieres que tus ventanas y puertas de aluminio funcionen siempre correctamente y se conserven durante la vida útil del edificio, ten en cuenta estas acciones:

• Hacer un control visual a fin de detectar cualquier anomalía en los vidrios.
• Controlar visualmente y mediante tacto, el estado de los sellados. Éstos tienen una duración determinada, ya que pueden resecarse y agrietarse, por lo que se tendremos que repararlos o sustituirlos.
• Supervisar los puntos de encuentro entre los materiales por si hubiera alguna anomalía.
• Inspeccionar los elementos practicables observando que el funcionamiento sea correcto.
• Observar que los perfiles no hayan sufrido daños por golpes, roces o ralladuras.
• Revisar las juntas entre vidrios y perfiles.

Todo esto ayudará a que no exista disminución en estanqueidad, aislamiento, permeabilidad, y demás características técnicas y estéticas de las ventanas y puertas de aluminio.

La empresa ITESAL, lleva 23 años diseñando y fabricando perfiles de aluminio para la arquitectura y para cualquier duda del mantenimiento de sus ventanas y puertas de aluminio se pone a la disposición del cliente final para aconsejarle. Igualmente, su amplia red de distribuidores y talleres, están también al servicio del cliente para solucionarles sus dudas e inquietudes.

Si deseas más información o estas interesado en contratar nuestros servicios, contacta con nosotros:

 

También podrás encontrarnos en la siguiente dirección:

Calle: De los Reyes Magos 6
Alcalá de Henares – Madrid
Código Postal: 28806

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar